Seguidores

29 de octubre de 2017

EN EL ACTO POR SU ANIVERSARIO, ABUELAS DE PLAZA DE MAYO ANUNCIO LA RESTITUCIÓN DEL NIETO 125

Estela de Carlotto anunció, junto a Manuel Goncalvez, la restitución de la identidad de una nueva nieta



Los actos de las Abuelas de Plaza de Mayo terminan siempre con los nietos ya restituidos y abuelas sobre el escenario para una foto "familiar". Anoche fue distinto. "Quédense hasta el final, que les tenemos que contar algo", anticipó Manuel Goncalvez, uno de los nietos que recuperó su identidad y ofició de animador. Algunos no se sorprendieron. Otros se miraron de reojo y sacaron los celulares, por las dudas. Entonces Estela de Carlotto, que ya le había dicho algo al oído a Manuel, tomó el micrófono y habló: "Hemos encontrado a la nieta 125". La Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner, repleta, estalló en aplausos y vítores con toda la gente de pie. "Para los que nos hablaban del curro", agregó con un dejo de ironía antes de contar lo poco que puede contar sobre la nueva nieta.

La joven es hija de Lucía Tartaglia, secuestrada en La Plata en noviembre de 1977, detenida desaparecida en el Olimpo, un centro clandestino de detención ubicado en la calle Ramón Falcón al 4200 desde donde incluso escribió cartas a su familia. Bajo el mando de Guillermo 'Pajarito' Suárez Mason, operaron allí represores como Samuel Miara (condenado por el secuestro de Tartaglia) que se quedó con dos hijos de otros desaparecidos, los mellizos Gonzalo y Matías Reggiardo Tolosa. Gonzalo estaba anoche en el acto y también Claudia Poblete que junto a sus padres fue secuestrada y mantenida en cautiverio en el Olimpo.

La identidad de la nueva nieta se intenta mantener en reserva. Su historia es un poco difícil, cuentan los que tienen acceso a los detalles. Fue un caso judicializado pero finalmente, tras pedir un tiempo para pensar qué hacer, la hija de Tartaglia accedió a realizarse los exámenes en el Banco Nacional de Datos Genéticos. Tras confirmarse su identidad, los datos le fueron informados primero al juzgado y este jueves por la mañana a la mujer, ya de 38 años.

"¿Sabías lo de Anteojito?", preguntó una señora a otra mientras se iban del CCK. La última vez que Lucía Tartaglia, 'Anteojito', fue vista con vida fue después de Navidad de 1978, cuando la sacaron descompuesta del Olimpo. Allí quedó una amiga de cautiverio, Graciela Trotta, también embarazada, que suele contar que a Tartaglia la hacían trabajar en la lavandería y que desde allí le llevaba ropa a escondidas. "Incluso una vez le regalaron un chocolate, no se lo comió todo, escondió un pedacito en su boca y me lo trajo a mí", recuerda Trotta que, tras recuperar su libertad se presentó a declarar varias veces en la justicia, al principio creyendo erróneamente que Tartaglia también había sobrevivido. El papá de la joven restituída sería Horacio Cid de la Paz, también detenido en el circuito Atlético, Olimpo, Banco, bajo jurisdicción de la Policía Federal. Recuperó su libertad en 1979 tras lo cual se fue a vivir al exterior aunque en aquel entonces no mencionaba su paternidad.

Hasta las 22.20, hora en que Carlotto dio la noticia, otro era el acto de Abuelas. Videos conmemorativos, repaso de la historia (hubo aplausos para Raúl Alfonsín y Néstor Kirchner), un show de Magdalena Fleitas y un stand up. Y finalmente Gustavo Santaolalla, con sus músicos, cerraba el acto por los 40 años de la institución. Antes de arrancar con es "una canción que sabemos todos", después de varios temas, incluidos los de la película 'Secreto en la montaña' por los que ganó un Oscar, el músico pidió que subieran las abuelas y las besó una por una. También invitó a acompañarlo en el piano a Ignacio Montoya Carlotto, "Pacho" para la familia que prefiere llamarlo por su sobrenombre porque así lo llaman todos y evitan nombrarlo como él eligió y no Guido, como pensaba llamarlo su madre Laura Carlotto. Unas catorce o quince abuelas (algunas por problemas de salud no pudieron asistir) tardaron en poder subir. Tres se movilizan con sillas de rueda, otras tres se apoyan en sus bastones, entre ellas Estela Carlotto la presidente de la institución. Entonces Santaolalla, sus músicos y Carlotto arrancaron con "Mañanas campestres". Una abuela más ágil se animó a bailar mientras otras se movían en su lugar. Algunas, que pasan los 90, no se resignan ni a las canas y llegaron impecables, teñidas, peinadas de peluquería y vestidas para una celebración que suele ser más de alegría que de tristeza, incluso cuando no hay anuncios como el encuentro de un nieto.

Eso sí, el acto fue extenso, duró dos horas con 40 minutos, más el tiempo de espera. Hubo Madres de Plaza de Mayo como Taty Almeida y Vera Jarach; funcionarios judiciales como el fiscal Federico Delgado y el ex juez Carlos Rozanski; el sindicalista Roberto Baradel, Juan Cabandié (diputado nacional y nieto); el ex diputado y nieto número 75 Horacio Pietragalla; Mariano Recalde, que acaba de ser electo diputado porteño y, entre otros, Héctor Shalom, director del Centro Ana Frank además de toda la familia Carlotto: Claudia, titular de la Conadi (Comisión Nacional por la Identidad) y sus hermanos el diputado Remo Carlotto y el ex secretario de Derechos Humanos bonaerense Guido 'Kivo' Carlotto.

En las primeras filas estuvieron decenas de nietos, desde algunos de los primeros como Tatiana Sfiligoy, encontrada en 1980, al número 122, José García Soler, el último encontrado con vida, que se animó a hablar: "Gracias por estas 124 verdades y que sean muchas más", deseó. Una más se anunció anoche.


Fuente: IFOBAE

HOMENAJE A NESTOR KIRCHNER


ENTRE LA FANTASÍA Y LA ESTUPIDEZ, EL ESTADO DE DERECHO

Captura de pantalla 2017-09-02 a la(s) 09.34.07



*Por Victor Leopoldo Martinez (San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC-EL EMILIO, realidad política)

Todo se desmadró. Solo requirió un año y medio para que la fantasía de aquel CAMBIO prometido por gente de color “blanco”, de ojos claros que venían a traer “transparencia”, respeto por las instituciones republicanas; que venía a respetar los derechos que como ciudadanos y habitantes de estas tierras, los argentinos tenemos; que decía llegaban para hacer respetar la Constitución, “promoviendo el bienestar general, asegurando los beneficios de la libertad para todos los hombre del mundo que quieran habitar suelo argentino” (por lo menos eso dice el preámbulo de la Constitución Nacional que recitaba el ex presidente Raúl Alfonsín) se desplomara. El tiempo y la desmedida ambición de los actores (aquel “equipo de lujo”) se encargó de desnudar su miserable cuerpo corrupto. El gobierno PRO se quito la careta para mostrar su perversa alma incolora y apátrida (dejé de usar la palabra “negro” hace largo tiempo porque gracias a Dios deconstruí conceptualmente la asociación de lo “negro=malo”).

Solo la estupidez congénita permite a ciertos seres -mediocres e ignorantes- sentir que su teñido pelo rubio, por osmosis, también tiñe su alma del mismo color(“Soy rubia por fuera y por dentro”), como si esa diferencia fuera -en lo sustancial- algo con valor alguno más allá de su condición de maquillaje.

Y todo fue –y es- maquillaje. Primero en la C.A.B.A.; ahora en el país. Orinaban sobre el pueblo argentino y con la ayuda de los medios favorecidos en negocios te lo vendían y venden como “lluvia” (de inversiones). Trajeron de los pelos al apellido Belgrano para un “plan” que nunca existió como tampoco existió un plan de gobierno más allá de los posible y multimillonarios negocios que la oligarquía agro ganadera (devaluaciones y quita de retenciones mediante) y los empresarios amigos están haciendo gracias al control y manipulación de los resortes legales del Estado.

El ropaje PRO con el que se había disfrazado cierta dirigencia política (Radicales, liberales de derecha e izquierda) metamórficos gestos muy habituales en todos estos oportunista personajes, una costumbre muy enraizada en los que nacieron para ser sirvientes de los poderosos, operan para que la estupidez sembrada en el inconsciente colectivo de por lo menos tres generaciones –con fecha de parto el 24 de marzo de 1976-, se fuera cayendo producto de la ambición que los lleva a actuar con notoria torpeza. Y ahí están; con sus gansadas argumentales justificando el desalmado accionar de la misma derecha codiciosa de siempre que tomó nuevamente y por asalto los resortes económicos del Estado para -con total impunidad- hacer sus negocios.

Una vez más todo quedó al descubierto. El Estado de Derecho desapareció. La vida humana que hoy es de Santiago Maldonado, pero que mañana puede ser la tuya, poco significa para la Ministra de Seguridad de la Nación que hasta tiene tiempo para cenar con la rubia por “fuera y por dentro”, y hablar del tema como si se tratara de buena o mala calidad de cierta “carne” humana.

Vidal, en un desliz freudiano (acto fallido), le pidió en algún momento –y lo sigue haciendo- a la sociedad CAMBIAR FUTURO POR PASADO. Ahora todos sabemos a qué pasado se refiere. Sin duda es aquel pasado asociado al “fraude patriótico”, al “por algo será que se lo llevaron”, pasado asociado al endeudamiento externo para el enriquecimiento de unos pocos; pasado asociado al “acomodamiento judicial” para que la realeza de ese poder discipline a la nobleza de la toga y la impunidad sea esa ley que permite todo tipo negociado espurio sin consecuencias futuras que pudieran llegar a afectar el buen nombre y honor de la corrupta oligarquía vacuna y empresarial.

La pregonada meritocracia no es otra cosa que una carrera que solo premia a los eficientes en “servilismo del perverso sistema neoliberal”; los premios consuelos quedan para el medio pelaje acostumbrado a vivir con las migajas que recogen del piso luego que estas caen de los pantagruélicos festines de los poderosos. La dignidad humana –su propia dignidad- es lo que menos importa a los competidores meritocráticos.

Las pruebas de estas afirmaciones están al alcance de cualquier ser con una media de sentido común, pero de nada sirven porque la idiotez está instalada. La clase media argentina solo entiende de maquillaje y su erudición se nutre de los espejito de colores que los medios les venden mientras le invisibilizan la realidad y le fabrican mundos inexistentes al cual solo podrán acceder en un futuro incierto (“En los colegios hay que educar para que aprendan a vivir en la incertidumbre” Estaban Bullrich- Ministro de Educación PRO).

El presidente Macri puede sostener en esos arrebatos de sinceramiento y como muestra de su torpe visión de lo que debe ser el Estado y/o una Nación: “Para qué queremos tener tantas universidades”. A 1150 km de distancia uno de sus álter ego sostiene en su habitual columna “hablemos de educación” del 28/08/17: “…los gastos en Educación desde que se aprobó la Ley 26.206 (Ley nacional de educación) son del 6% del PBI, lo que convierte a nuestro país en uno de los que más gasta en educación.”. (la educación como gasto y no como inversión). Una clara concepción mercantilista de aquella herramienta que supuestamente venía a liberar al hombre. Encima lo dicen seres que siempre vivieron del Estado.

El Presidente Macri modifica por decreto artículos de la ley de blanqueo aprobada en el congreso (ley para evasores fiscales –delincuentes-) con el fin de beneficiar a su familia y amistades y llama a ese “blanqueo” de plata negra: “aportes que hicieron aquellos que evadieron” entre los cuales se encuentra él mismo con su off shore, pero con el agravante de reconocer explícitamente su grado delincuencial. Y todo es normal en el país PRO preocupado –ficticia o realmente- por los “corruptos K” pero que entre los corruptores beneficiados con obras publicas conseguidas en el anterior gobierno están los propios “empresarios PRO”. Se investigan las rutas del “dinero K” que siempre terminan en cuentas de “dinero M”; y todo “está bien”, es “normal” en el mundo empresario.

El 16 de diciembre de 2015 el Estado de Derecho comenzó a desaparecer y con el los derechos de cualquier ciudadano. Las fuerzas de seguridad solo están para garantizar los bienes y derechos de los poderosos de estas tierras del fin del mundo. El Pasado volvió con ropaje democrático y a los Argentinos nos quieren domesticar bajo una sola egida: solo serás derecho y humano si no osas cuestionar el espurio manejo de la cosa pública que hoy ya se maneja como bienes privados; porque eso es el estado de derecho para el gobierno PRO. En el país PRO solo tienen derechos los poderosos, el resto solo debe cumplir sumisamente con sus deberes y obligaciones. Esta es la Nueva Argentina, la Argentina del CAMBIO; la Argentina PRO.

KUKAS NOT DEAD

Kukas not dead


*Por Pablo Dipierri


“Cuando Gregorio Samsa se despertó esa mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto”, descerrajó Franz Kafka en la primera oración de La Metamorfosis. Más allá de las disquisiciones literarias que se baten entre la idiosincrasia de escarabajo o cucaracha que el personaje adquiere en la obra, resulta claro que el protagonista somatiza la angustia ante un mundo que no comprende. Todo muy kirchnerista, al decir de cualquier panelista televisivo actual.

Sin embargo, la obsolescencia planificada que el establishment pergeñó para Cristina Fernández de Kirchner evade todavía su consumación. La derrota electoral en provincia de Buenos Aires, a manos del candidato Esteban Bullrich y la marquesina incombustible de la gobernadora María Eugenia Vidal, no estrangula una experiencia política cimentada por la fuerza y la persistencia de un núcleo social con enorme capacidad de movilización y un porcentaje de sufragios para nada desdeñable. Lejos de cualquier retiro, la ex presidenta permanece en el centro de la escena y la reconfiguración de las fuerzas políticas populares no se concretará con la prescindencia de su gravitación y liderazgo.

Anoche, el clima de Sarandí trasuntaba ese combo de sensaciones con la mística de los militantes que cantaban incesantemente, las lágrimas de otros cuando CFK empezó su discurso, cerca de las 23:30, y los tacticismos que barajaba su entorno. “La quieren meter presa”, le dijo una fuente a Kamchatka desde el búnker de Unidad Ciudadana en Arsenal.

Como sea, las definiciones de la ex Jefa de Estado ahuyentan los fantasmas de disolución, depresión poselectoral o derrumbe, tal como pronostican sus adversarios a izquierda y derecha del espectro ideológico. “Unidad Ciudadana llegó para quedarse” o “acá empieza todo” constituyen frases fundacionales antes que un epitafio. Kafka, al fin de cuentas, escribía sobre Praga hace más de 100 años y el kirchnerismo, caracterizado por sus detractores como una plaga de “kukas” a los que mandan a “garrarlapala”, parece vivito y coleando.

Hasta los gobernadores peronistas que hacían fila para subirse al escenario de la renovación trastabillaron ayer. Y aunque proliferen alegatos sobre la escasa disposición de Fernández de Kirchner a “escuchar”, la mezquindad de La Cámpora que encanutaba recursos, el destrato al movimiento obrero en épocas de Patio de las Palmeras, el PJ cual víctima del zamarreo de los pingünos y una mayoría electoral dilapidada en cadena nacional, el drenaje de los que se iban se detuvo. Si bien los consultores lustran con elucubraciones el techo marmolado del 37 por ciento bonaerense, el territorio blande con orgullo las banderas de sus básicas porque la diáspora se frenó. “Lo que ves es lo que hay”, sostuvo un frepasista porteño ante este cronista antes de los comicios.

Así, la ristra de condiciones que pretenden imponerle a los presuntos herederos del modelo que se rehúsa a la capitulación es pisoteada y escupida por los que llenan estadios y plazas, todavía convencidos de un proyecto político que puede ser batido en las urnas pero no erradicado de la experiencia viva de su pueblo. Revulsivo antes que revolucionario, el kirchnerismo retiene su vigencia porque mantiene la audacia en alto. No va a sobrevivir por pedir perdón por la caricatura de Josecito López ni por la reivindicación edulcorada de la figura de un patagónico campechano, copado y pragmático que en 2002 evaluaba a Elisa Carrió como compañera de fórmula, en 2004 bajó el cuadro de Jorge Rafael Videla, en 2005 le renovó las licencias al Grupo Clarín, en 2008 quiso dejarle el Gobierno a Julio Cobos, en 2009 se puso al frente de la campaña y en 2010 se convirtió definitivamente en estandarte.

Su continuidad no se garantiza por camuflarse en un PJ rancio que quiere desmarcarse del kirchnerismo ni por limpiarse de corruptos y sumergirse en un coaching ontológico de transparencia y budismo zen. Tampoco por lo que diga la senadora electa por Facebook ni por lo que calle en otros ámbitos.

En suma, no va a sobrevivir por encontrar un candidato en 2019 que no traicione el ideario original y auténtico. Al contrario. El kirchnerismo, el verdadero kirchnerismo, ni siquiera se pregunta si va a sobrevivir.

Los que se preocupan por eso todavía no entendieron qué fue, qué es y qué puede llegar a ser esa fracción histórica que emergió de rebote, casi de chiripa, como el nucazo de Hugo Romeo Guerra contra River, el doble de Emanuel Ginóbili contra Serbia antes que sonara la chicharra o la mismísima 125.

El kirchnerismo fue, en sus albores, el producto de una crisis sin precedentes. Agónica. Fatal. Increíble.

Ningún dirigente con actuación destacada en los 12 años previos a Cambiemos ni sus seguidores más jóvenes nacieron en 2003. Y precisamente por eso, no se agota con una caída en las urnas, una denuncia por corrupción, la rosca parlamentaria de unos cuántos diputados, un salteño católico, un tigrense de embajada o un chivilcoyano que se florea con el Movimiento Evita. A pesar de la suspensión de la revitalización de la política y sus esquemas de representación desde la asunción de Mauricio Macri o el tremendo saldo organizativo para las agrupaciones sociales, sindicales y partidarias después del Frente Para la Victoria, la pelea porfía con darse mano a mano, cuerpo a cuerpo y codo a codo.

Los argentinos que todavía pueden ir al supermercado, los que toman mate en la fábrica o fuman un cigarro en su hora de almuerzo están más preocupados por pagar el alquiler que por las denuncias contra Julio De Vido o, lamentablemente, las responsabilidades políticas innegables en la desaparición de Santiago Maldonado. Con todo, anoche arrancó una nueva temporada de la serie The Walking Dead. Y se sabe que las cucarachas ya sobrevivieron a los dinosaurios.


22 DE OCTUBRE: HOY AQUÍ EMPIEZA TODO


*Por Jorge Giles

Se descorrió el telón electoral finalmente y la decisión popular reordenó el nuevo escenario donde se desarrollarán los próximos dos años de vida democrática.

Mirá que interesante el panorama que se abrió:

1.-El macrismo se consolidó como el partido de la derecha a nivel nacional.

2.-Cristina, aun perdiendo, se consolidó como la dirigente con más densidad de votos en la provincia de Buenos Aires y por ende, del país. Ningún gobernante y/o dirigente del peronismo logró la contundencia de votos que ella logró arrancando su campaña con un solo capital político expresado en: voluntad, decisión, proyecto, convicciones y memoria colectiva. No es poco para empezar de nuevo.

3.-Unidad Ciudadana emerge como la base de una nueva construcción social y política a construir que incluye la herramienta electoral pero no se agota allí. Cuando alguien pregunte cómo se llama la oposición a Macri, de ahora en más habrá una sola respuesta mayoritaria: Cristina Fernández de Kirchner.

4.-Perdieron todas las falsas oposiciones que priorizaron sus buenas amistades con el gobierno de Macri y, por el contrario, triunfaron aquellas alternativas que se plantaron con firmeza frente a las políticas de ajuste neoliberal y de desprecio al estado de derecho.

5.-Implotó definitivamente la tesis de la “tercera via” expresada por Massa y otros espacios afines, como el de Randazzo. Aunque hay que subrayar que todos ellos colaboraron directa o indirectamente en apuntalar el triunfo electoral del macrismo. Sigue siendo una verdadera pena que mucha militancia honesta se haya dejado llevar por operadores que nada tienen que ver con la lucha de los sectores populares que esa militancia expresa. Ojalá recapaciten y vuelvan al lugar de donde nunca tendrían que haberse alejado. Para no volver a errar el rumbo tendrán que admitir que vienen de posibilitar que no haya ingresado al Senado un militante de la entereza y la dignidad de Jorge Taiana.
Así, los que quisieron negar y competir con el liderazgo de Cristina cayeron al vacío. ¿Hace falta ponerles nombre y apellido?

6.-En el escenario quedaron en pie, de manera desigual y combinada, sólo dos contendientes y es muy probable que de la resolución final de esta contienda dependa el destino de los argentinos para lo que reste del siglo XXI.
Esos dos contendientes son: Cambiemos de un lado y Unidad Ciudadana, del otro. O si se prefiere: el neoliberalismo salvaje y el movimiento nacional y popular. El poder económico y el pueblo. Macri y Cristina.

7.-El campo popular, con sus dificultades, tendrá de aquí en más todo a su favor para ensanchar su caudal. Dependerá de la inteligencia y la grandeza de sus dirigentes posibilitar la construcción de un amplio frente que reúna en su seno todas las energías necesarias que se muestren dispuestas a enfrentar el salvajismo de la derecha y reconstruir en consecuencia una alternativa capaz de volver a gobernar el país para las mayorías populares.

8.-Sabemos que el gobierno que ganó estas elecciones legislativas sólo traerá dolor y despojo a los sectores sociales. Ganó la derecha. Es decir, ganó la expresión renovada de los sectores más ricos, más concentrados y poderosos de la economía local y trasnacional. Nada bueno para el pueblo habrá que esperar de ese lado de la vida.

9.-Ahora bien, como la política no escribe manuales de autoayuda sino hojas de ruta y cartas de navegación donde se miden y planifican los objetivos en función de las distancias y los vientos, de las relaciones de fuerza y el sentido común dominante en cada coyuntura, habrá que empezar por saber que el domingo 22 de octubre terminó de expirar el viejo sistema de partidos políticos que rigió en la Argentina desde mitad del siglo XX hasta principios de este siglo XXI.
¿Dónde está el peronismo ahora?
¿Dónde está el radicalismo ahora?
¿Dónde está representada la vieja oligarquía terrateniente y la nueva oligarquía agro-financiera ahora?
¿Dónde están representados los trabajadores y las clases medias oprimidas ahora?
El escenario se reconfiguró, pero sin fragmentarse al infinito. Y eso es un buen dato.

10.-Se recreó un nuevo bipartidismo que deja al desnudo como nunca antes las contradicciones antagónicas de esta sociedad.
La derecha ya no precisa intermediarios para gobernar. Y el movimiento popular, en reconstrucción, tampoco; porque tiene en Cristina un liderazgo que lejos de opacar sus objetivos y su representación social, se muestra dispuesto a consolidar y ensanchar las bases del movimiento popular sin dobleces ni medias tintas.
Estos dos polos son los que se enfrentan y enfrentarán de aquí en más, en paz y en democracia, hasta encontrar un punto de apoyo histórico que resulte más estable y consolidado para los próximos años.
Si el movimiento popular no se dispersa más y consigue desde este presente disparar coordenadas de entendimiento y construcción frentistas hacia adelante, estaremos ante la posibilidad histórica de afrontar los próximos desafíos con mayores recursos y con más claridad en el discernimiento de las clases sociales que componen este entramado llamado pueblo.

11.-Como requisitos imprescindibles para este desafío se imponen la memoria, las convicciones, la propia identidad y la identificación con un proyecto de país que está en las antípodas del proyecto de minorías que hoy gobiernan.
Contamos con una base territorial importante, aunque no suficiente, una militancia mayoritariamente joven, un liderazgo como el de Cristina, y además, contamos con el factor tiempo para seguir avanzando. Necesitamos tiempo, no sólo el que marca el calendario y el reloj; sino ese tiempo político que se construye día a día en cada lugar de militancia.

12.-La derrota duele. Tenemos mucha historia como para no saberlo. Pero hay que sobreponerse rápidamente porque en diciembre hay que llenar las plazas para acompañar a Cristina y los nuevos legisladores que asumirán las bancas como si fueran banderas que flamean en lo alto y resisten y marchan hacia la victoria, siempre.
Y antes hay que estar de pie en los innumerables conflictos sociales que sobrevendrán de aquí en más. Y hay que estar decididos a lograr verdad y justicia para Santiago Maldonado. Y hay que aguantar los trapos como lo venimos haciendo desde hace doscientos años.
O sea.
Si Cristina no se rinde, aquí no se rinde nadie!

CASO MALDONADO: EL CUERPO TIENE 5 DÍAS SUMERGIDO Y EL ÚNICO FREEZER DE LA ZONA ESTA EN LA ESTANCIA DE BENETTON DON TIENE BASE GENDARMERÌA



El periodista Ragendorfer hizo público que el informe preliminar de la autopsia indica que el cuerpo de Santiago tiene aproximadamente 5 días de sumergido. Hoy desde El Disenso te contamos que la única cámara frigorífica de la zona se encuentra en la Estancia Leleque, propiedad de Benetton, lugar donde Gendarmería posee una base logística desde hace más de 20 años.
El periodista Ricardo Ragendorfer en diálogo con Radio Rebelde fue quien dio a conocer algunos datos del Caso Maldonado y aportó información hasta ahora desconocida. El cuerpo fue encontrado río arriba, a 300 metros del puesto de guardia, lugar donde los pobladores acuden frecuentemente a buscar agua. Si bien el hallazgo se realizó el martes 17, los lugareños estuvieron allí el domingo a la noche y el lunes a la mañana y no había un cuerpo en el lugar.

“El cuerpo no tenia ningún indicio de haber estado 80 dias sumergido”

El 20 de octubre el Juez Lleral enfrentó a los medios al salir de la autopsia en Buenos Aires y declaró “Lo único que les puedo decir que no hubo lesiones en el cuerpo. Pero todavía nos falta determinar las causas de su muerte“. De acuerdo a la información hecha pública por Ragendorfer, en ese momento ya estaba disponible el informe preliminar de la autopsia que dictaminaba que el cuerpo tenía alrededor de 5 días de inmersión:

“El informe preliminar de la autopsia, cosa que el Juez Lleral no se encargó de especificar, es precisamente que se dictaminó que ese cuerpo podía tener entre 5 y un poco mas de días sumergido, nada mas que eso.” (7’14”)


Al día siguiente, en un programa de TN, la Dra. Carrió se refirió al cuerpo encontrado y cuando el periodista mencionó que “Las temperaturas bajas favorecen la conservación del cuerpo”, la diputada electa por Cambiemos señaló “Es como Walt Disney”, haciendo referencia al mito urbano de que el cuerpo de Walt Disney fue congelado en una cámara criogénica.

En ese contexto, sabiendo que el cuerpo estuvo alrededor de 5 días sumergido, su conservación es inexplicable sin la tesis de la Dra. Carrió sobre Walt Disney. Por eso un dato que cobra especial relevancia es que la única cámara frigorífica en la zona se encuentra en la Estancia Leleque, propiedad de los Benetton, y lugar donde Gendarmería posee una base logística desde los años 90, fruto de un convenio firmado durante la presidencia de Carlos Menem, entre Carlo Benetton, la Secretaría de Seguridad de la Nación y la provincia de Chubut. Desde esa base partieron algunos de los efectivos que realizaron el violento desalojo en la “Lof en Resistencia” de Cushamen el 10 y 12 de enero de este mismo año.

Para el rastrillaje del pasado 17 de octubre el Juez Lleral habría solicitado también una revisión del casco de la Estancia Leleque y zonas aledañas, notificándolo a las partes, incluyendo al Comandante Balari, señalado por El Disenso desde el inicio de la causa como el responsable de la represión donde desapareció Santiago. Las investigaciones de este medio sobre Balari nos valieron que el Comandante Mayor en persona nos intime a guardar silencio. El día en el que se realizó el rastrillaje y debía requisarse la Estancia Leleque, apareció el cuerpo y el operativo se canceló. El lugar nunca fue allanado.

—————————————–
Nota: Luego de publicado este informe, fuentes allegadas a la causa rechazaron la existencia de “resultados provisorios” remarcando que hay que esperar el tiempo que lleven los “resultados oficiales” de los análisis microscópicos que arrojarán los datos definitivos respecto al tiempo exacto de inmersión, si Santiago falleció en el lugar donde el cuerpo fue hallado o si fue trasladado, si hubo algún tipo de conservación y la data exacta de muerte.


LA "REVISTA DEL CORAZÓN" DE LOS GENOCIDAS ARGENTINOS

Los militares que purgan largas condenas por los atroces delitos perpetrados durante la dictadura ya tienen su propia revista. Su objetivo: obtener prerrogativas como la prisión domiciliaria


*Por Walter Goobar. Buenos Aires


Los militares argentinos que purgan largas condenas de cárcel por los atroces delitos perpetrados durante la última dictadura militar (1976-1983) ya tienen su propia 'revista del corazón'. Los verdugos del terrorismo de Estado recluidos en el Pabellón 5 del módulo "Lesa Humanidad" de la prisión de Marcos Paz, conocidos como "los duros", redactan desde hace dos años una furiosa revista digital bautizada como 'Te cuento la semana'. 

En la publicación, que se presenta como la voz de los "presos políticos", desfilan los arquitectos del horror que permanecen recluidos en una treintena de cárceles argentinas. El engendro tiene cartas de lectores, la sección "Resistencia", un chiste como editorial y fotos que aparecen en peligrosa clave de escarnio público. "Lejos de parecer pobres ancianos al borde de la muerte, propulsan campañas contra los juicios y coordinan estrategias para obtener prerrogativas como la prisión domiciliaria", escribe la periodista Alejandra Dandan, del diario 'Página12', que puso la lupa sobre esta publicación convertida en una galería de exterminadores.

Los condenados -que bajo el amparo del uniforme no dudaron en torturar a mujeres embarazadas y apropiarse de sus hijos o en arrojar prisioneros drogados al mar- ahora matan el tiempo del encierro pariendo artículos sobre como festejar la prisión domiciliaria de algún septuagenario camarada de armas, un "instructivo para documentar y certificar martirios y muertes ilegales en prisión", y una suerte de llamada a la huelga de hambre de los mayores de 70 años, para poder irse a casa. Pese a que se horrorizaron cuando Barack Obama visitó el Parque de la Memoria del brazo del presidente Mauricio Macri, la revista festejó el cambio de Gobierno con un título de tapa muy elocuente: "Esperanza".

'Lejos de parecer pobres ancianos al borde de la muerte, propulsan campañas contra los juicios y coordinan estrategias para obtener prerrogativas como la prisión domiciliaria'
En esa palabra se condensan las expectativas de que Macri revierta la política de Derechos Humanos implementada por el anterior Ejecutivo, que puso fin a décadas de impunidad y fue sentando a uno por uno en el banquillo de los acusados a los asesinos, concediéndoles todas las garantías de defensa en juicio que ellos le habían negado a las 30.000 víctimas de el plan sistemático de exterminio que implementó la dictadura.

Como si se tratara de un evento social, el 24 de julio la revista celebró la salida de la cárcel del jefe del centro clandestino Automotores Orletti, Eduardo Cabanillas. El general -uno de los presos de mayor jerarquía- había iniciado una huelga de hambre días antes y escribió una carta que publicó el diario La 'Nación'. En julio pasado, la sala de feria de la Cámara de Casación Penal le otorgó finalmente la prisión domiciliaria por edad, condiciones de salud y razones humanitarias, en un nuevo encuadre jurídico que entendió que podía irse a su casa aunque no estuviera en fase terminal, como marcaba la jurisprudencia.

Denunciado -entre otros delitos- por el robo de la nieta del poeta Juan Gelman, la revista retrató el traslado del general Cabanillas a prisión domiciliaria como si fuera una estrella del rock: "Bajo una lluvia de aplausos, sinceros palmeos en la espalda y el grito de Viva la patria". Así "el general" Cabanillas "recorrió los últimos metros que separan las celdas de la puerta de salida de la UP 31. El hombre que hace unas semanas se preparó para irse a su casa o encaminarse a la tumba, recibió el mendrugo de lo que significa la prisión domiciliaria para un soldado a quien le han rapiñado sus derechos".

Según las estadísticas, hay 2.140 militares y exmiembros de fuerzas policiales y de seguridad involucrados en juicios por crímenes de Lesa Humanidad, considerados imprescriptibles. Unos 1.089 están procesados, 681, condenados, y 370 han muerto. Sin embargo, no es lo único que cambió con el fin del Gobierno kirchnerista: en abril, el nuevo ministro de Defensa, el radical Julio Martínez, habilitó que los presos por crímenes de Lesa Humanidad puedan volver a ser atendidos en hospitales militares, lo que había sido prohibido por su antecesor, Agustín Rossi, después de que dos condenados, Gustavo De Marchi y Jorge Olivera, se fugaran del Hospital Militar Central en julio de 2013.

Los firmantes de las notas -que se reivindican a sí mismos como presos políticos-, son nombres conocidos para muchos argentinos aunque no precisamente por sus cualidades literarias, sino por la especificidad de los delitos cometidos: torturas con descargas eléctricas, apropiación de hijos de desaparecidos, lanzamiento desde aviones de prisioneros drogados a las aguas del Rio de la Plata.
La investigación del diario 'Página 12' señala que el director-editor firma COMO "Profesor Carlos A. Sfulcini Preso Político" y fue condenado en 2013 a veinte años de prisión en una causa que investigó 27 víctimas del terrorismo de Estado, entre ellos 14 asesinados. El secretario de redacción y todo el "consejo de redacción" usan nombres falsos. Los artículos están firmados por "el doctor Gustavo Demarchi", un siniestro personaje juzgado en la costera ciudad de Mar del Plata por crímenes de 1975. Otro redactor es el marino Alfredo Astiz, quien cobró notoriedad internacional y fue juzgado por los secuestros de las monjas francesas Alice Domon y Leónie Duquet y de la joven sueca Dagmar Hagelin.

Pese a que se rindió sin disparar un solo tiro durante la guerra que libraron Argentina y el Reino Unido por las islas Malvinas en 1982, se ganó fama de inmiisericorde con los presos que caían en sus garras durante la dictadura. La combinación de ferocidad con los indefensos y su cara aniñada hicieron que se ganara el apodo de "El ángel de la muerte" y se convirtiera en el máximo símbolo del terrorismo de Estado que asoló a Argentina, incluso por encima de algunos de los dictadores de la época.

Cambio de gobierno: "Un sol de esperanza"

El 13 de diciembre, la revista festejó el cambio de gobierno. Eliminó de la portada un contador de números invertidos que estaba desde el primer número y puso "un sol de esperanza". En la noche del 9 al 10 de diciembre en que se produjo la sucesión presidencial entre Cristina Fernández Kirchner y Mauricio Macri, los septuagenarios condenados a perpetuidad lo celebraron batiendo cacerolas y todo objeto que sirviera para hacer ruido, según relata la crónica publicada por los genocidas devenidos en escribas. La expresidenta Kirchner es para la publicación "la viuda" o la "viuda millonaria".

La revista tiene secciones, como el "directorial", un editorial de su director, una sección de cartas de lectores con reproducciones de cartas publicadas en el diario La Nación y de otras "todavía no publicadas", varias secciones de opinión, una llamada Resistencia y las efemérides con muertos militares. Se publican horarios de misa y de confesionario, cine en el Penal y avisos de la proveeduría San Cayetano, ubicada frente al Complejo Penal II Marcos Paz con una publicitada caja de ahorro. Destaca un artículo del comisario retirado de la provincia de Buenos Aires Claudio Kussman hay un texto instructivo que aconseja: "Guardemos fotos, documentación, vídeos, grabaciones sonoras, correspondencia postal y digital, recibos, certificaciones, etcétera" para documentar lo que llaman "exterminio". Esa lógica a través de la cual buscan prerrogativas por "razones humanitarias" es una estrategia para presentar reclamaciones internacionales.

En el final de la publicación, con entretenimientos y consejos de salud, aparece el "chiste". En uno, hay dos presos y una rata como personajes. Si no fuera trágico, quizas sería gracioso.



Fuentes: Walter Woobar